5 aspectos para iniciar tu dieta

5 aspectos a considerar para comenzar una dieta

Muchos de nosotros hemos pasado por ese momento en nuestras vidas en el que sentimos la imperiosa necesidad de “ ponernos a dieta” o como a mí me gusta trasmitirlo, reestructurar la forma en la que nos alimentamos.

Este momento llega, bien sea por que sentimos que hemos descuidado nuestra alimentación y acumulado más grasa de la que necesitamos, porque nuestra salud se ve afectada o porque tenemos en nuestro horizonte cercano alguna fecha , evento o cita que nos estimula a dar el paso.
Existen infinidad de razones personales que nos aboquen a embarcarnos en este cambio.
Lo que tenemos que tener en cuenta para conseguir un cambio de hábitos duradero y efectivo para nuestra salud son estos cinco aspectos que determinaran en gran medida las posibilidades de éxito .

Decisión personal

Que sea una decisión personal.
Libre y sin presiones externas que nos aboquen a un proceso para el cual no estamos convencidos.

5 aspectos para iniciar tu dieta

La motivación personal es uno de los factores imprescindibles a la hora de emprender este camino , si nuestra decisión viene impulsada por que el entorno cercano nos dicen que tengo que hacerlo , lo más probable es que no mantengamos estos cambios en el tiempo.
También es importante hacer conocedor a nuestro circulo personal  más cercano de que hemos tomado esta decisión y que les pedimos su ayuda y colaboración en este proceso .
En muchas ocasiones frases como : “por un día no pasa nada” , “pues yo no entiendo que tengas que dejar de comer pan“ o comentarios similares , son piedras a nivel emocional que debemos saber sortear para no decaer en nuestra decisión.

Expectativas

Trabajar nuestras expectativas.

Muchas de las personas que empiezan un plan de reestructuración alimentaria no son conscientes de que no se pueden cambiar hábitos integrados en nuestra forma de vida en un par de semanas .

Sus frustraciones se presentan cuando no se materializan los resultados que ya estaban proyectando en el futuro.

Si hemos llegado a una determinada situación a lo largo de los años, no tiene ninguna base saludable el intentar modificarla en dos o tres semanas.

El camino es el verdadero cambio , por ello debemos tener en cuenta que conseguiremos el objetivo deseado , pero única y exclusivamente a través de los conocimientos y modificaciones que vamos realizado a lo largo de un proceso que puede durar varios meses.

Preferencias y exclusiones

Que los alimentos que comamos tengan en cuenta nuestras preferencias y exclusiones.

Si no nos vemos comiendo nuestro plan de alimentación el resto de nuestra vida, es mejor replantearse si seguir con él.

Las pautas de alimentación deberán estar adaptadas a nuestras preferencias de alimentación teniendo en cuenta tanto aquellos alimentos que nos agradan así como aquellos que por varias circunstancias no podemos consumir.

Al mismo tiempo deberán contemplar alguna “comida libre“ que nos ayude a poder gestionar el apego emocional a determinados alimentos o situaciones gastronómicas como las comidas con familiares y amigos.

Experiencia culinaria

Que las pautas de alimentación tenga en cuenta nuestra experiencia en la cocina.

5 aspectos para iniciar tu dieta

Es fundamental que las indicaciones a la hora de preparar nuestros menús estén adaptadas a los conocimientos y capacidades que tengamos en la cocina .

Un buen coach nutricional, un dietista nutricionista, un TDN o cualquier otro profesional con formación en este sector, pude ayudarnos a descubrir infinidad de recetas acordes a nuestras destrezas culinarias que consigan ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos comiendo platos que podamos cocinarnos nosotros mismos.

Gestión del tiempo

Aprender a gestionar nuestros tiempos para la cocina.

¡Es que no tengo tiempo para cocinar!, esta es una de las frases más repetidas como excusa a la hora de seguir un plan especifico de comidas.

El tener un momento para cocinarnos nuestra propia comida debería tener un lugar preferente en nuestro planing del tiempo.

De este acto que hacemos todos los días y varias veces a lo largo del mismo, depende nuestra vida ( ya que si no comemos, nos morimos ) y nuestra salud ( ya que sin mal comemos , nos enfermamos) .

Por esta razón debería introducir en nuestras vidas determinadas rutinas que nos permitan tener la posibilidad de comer comida real , cocinada por nosotros y con los ingredientes que decidamos.

Hacer una lista de la compra, tener accesorios de cocina que nos faciliten los trabajos , cortar , embolsar y congelar las verduras , preparar cantidades y congelar raciones para varios días , son algunas de las ideas que nos ayudan a gestionar nuestros tiempos en la cocina de la mejor manera posible.

La reestructuración de los hábitos en nuestra alimentación supone una reflexión sobre lo que comemos y la salud que esto nos proporciona , la sustitución y /o redistribución de los alimentos y la adquisición de una serie de herramientas que nos ayuden en el proceso de cambio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *