CAMBIAR TU VIDA

Cambiar tu vida a través de la alimentación es posible

El cambio de nuestra vida a través de la reestructuración en la forma de alimentamos , es total y absolutamente posible.

Cada vez más , encuentro en mi camino personas cuya vida no fluye de manera correcta ni equilibrada , personas que se encuentran bajas de energía , con muchos kilos de grasa sobre sus articulaciones y con un autoestima seriamente debilitada.

He descubierto que el cambio en los hábitos de alimentación de estas personas consigue efectos casi “mágicos “ trasformando todos aquellos problemas en sus antagonistas : mayor energía , pérdida considerable de grasa y una espectacular mejora de su auto estima.

CAMBIAR TU VIDA

Si, si es posible generar un cambio de conductas que consiga cambios tanto en la estructura corporal como en la estructura mental , pero para ello es imprescindible que los que se adentren en este camino de cambio tengan en cuenta determinadas cuestiones.

Cocinar nuestra propia comida.

Es imprescindible recuperar el poder de cocinar nuestros propios alimentos.

En el momento que vivimos actualmente , muchas personas dejan de usar sus cocinas , cediendo el control de lo que comen a las fábricas que preparan estos alimentos por ellos.

CAMBIAR TU VIDA

Esta pérdida de control hace que no sepamos exactamente lo que comemos y terminemos ingiriendo más azúcar , sal y otros compuesto que no necesitamos para una alimentación saludable.

Consumir materias primas.

CAMBIAR TU VIDA

En nuestro carro de la compra el 80 % de los artículos que en el se encuentran, deberían ser materias primas para realizar nuestros menús .
Cuando hablo de materia primas me refiero a alimentos con la menor manipulación industrial posible , lo que llamamos comúnmente productos frescos ( frutas , verduras , pescados , carnes, huevos ,especias , frutos secos, etc) .

Un 20% lo deberíamos componer de alimentos semi procesados como podrían ser los cereales de calidad , determinadas conservas, quesos , aceites vírgenes, cafés, chocolates puros, etc.

Adquirir un conocimiento básico sobre lo que comemos.

Para realizar un cambio para toda la vida , no sirve ceñirse a la pauta marcada en un papel, es necesario profundizar en el poder que los alimentos tienen en nuestro metabolismo.

¿Qué tipo de alientos debo comer en determinadas situaciones?, ¿qué sucede en mi metabolismo cuando consumo alimentos muy procesados?, ¿qué pasa con la subidas de insulina ante el consumo de alimentos muy azucarados y como esto influye en la acumulación de grasa? , cuando uno sabe dar respuesta a estas y otras cuestiones referentes a los alimentos que consume, adquiere un control sobre la comida que le permite integrar en la rutina de vida los cambios alimenticios necesarios.

Aprender a controlar y disfrutar de las comidas “trampa”.

El cambio de nuestras pautas de alimentación, no implica olvidar por siempre y para siempre aquellos alientos o situaciones que nos sacan de nuestra alimentación saludable.

Todos seguiremos teniendo en nuestras vidas situaciones personales (días de apetencia de determinados alimentos, fluctuaciones hormonales por los periodos menstruales, momentos de más o menos estrés, etc ) o acontecimientos sociales ( vermut con los amigos, comidas familiares, bodas , cenas de trabajo ,etc) que harán que consumamos otro tipo de alimentos y otras cantidades de los mismos.

No se trata de tener remordimientos porque estas situaciones nos ocurran , se trata de tener los recursos y herramientas necesarias para poder equilibrar estos “ momentos nutricionales diferentes” y conseguir que nuestro cuerpo se mantenga en sus niveles de estructura corporal idóneos.

Muévete, muévete, muévete.

El ser humano está diseñado para moverse, no somos animales sedentarios , recuerda que descendemos de los primates y estos no paran quietos nada más que para dormir.
Desde mi punto de vista , no es una cuestión de  tener o no tener  tiempo, es una cuestión de generar prioridades, y la actividad física enfocada a la cobertura de la salud debería ser una prioridad para todos nosotros.

CAMBIAR TU VIDA

No hablo de pasarse horas y horas en el gimnasio , el tener una vida activa va más allá : subir o bajar las escaleras de la que salgo o llego a casa , caminar a diferentes intensidades de la que hacemos los recados , una clase de HIT de unos 30 min en el gimnasio después de terminar el trabajo , una sesión de yoga a la hora del medio día en aquellos que tienen jornada partida , en definitiva existen infinitas posibilidades para integrar cualquier actividad en nuestras vidas .

El objetivo es entender que es prioritario para nuestra salud y por tanto repercutirá directamente en nuestro bienestar y por tanto en el de todas aquellas personas que forman parte de nuestra vida.

Aprendiendo que es lo que comemos, que sucede en nuestros cuerpos cuando comemos, recuperando el poder de disfrutar o aprender a cocinar nuestros propios alimentos, consiguiendo autonomía para aprender a organizar nuestros menús y haciendo actividad física, conseguiremos cambios tan espectaculares como los que han conseguido las personas que aparecen en las fotos de este post a las que yo he acompañado como coach nutricional durante su proceso y el de muchas otras que en mi consulta se encuentran en el camino del cambio.

Iraima Fernández

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *